Autor : Ana Cabrera Capote universoanitabeige@gmail.com

viernes, 20 de julio de 2007

STEPHEN WILSHIRE... Autista con Memoria fotografica Impresionante


Aun hoy en día no se conoce al 100% lo que es el autismo. Sólo se ve , se percibe, que tienen una mente prodigiosa. Que lejos de pensar que el autismo pueda tratarse de algún tipo de definciencia, más bien parecería que es una superdotación. Los autistas son capaces de memorizar lo que una mente normal, no puede, y a la cual se le escapan cientos de detalles. Los niños autistas colocan en su habitación sus juguetes en sus estanterías en un riguroso orden, un sólo muñeco cambiado de sitio, puede producirle un ataque de ansiedad, TODO absolutamente todo tiene que seguir unas pautas estrictas de orden, hasta el más mínimo detalle. Stephe Wilshire es uno de esos niños, que a pesar de sus ya 33 años es un niño. Su gran pasión era dibujar desde pequeño, desde los siete años pinta, dibuja, todo lo que encuentra en su camino, pero con una peculiaridad; que es capaz de reproducir hasta el más ínfimo detalle de todo lo que observa. Hoy ya adulto sus cuadros son altamente cotizados. Aparece en público exibiendo su capacidad fuera de la lógica humana. Entre sus obras se enuentran la ciudad de Roma y Tokyo. Otra de las características es que cuando Stephe ve el papel donde va a pintar lo visto, automáticamente sabe en qué proporción tiene que pintar, pudiendo por lo tanto pintar de forma aleatoria de una esquina a otra del papel y cuadrándonolo a la perfección, a su término. Stephe es subido a un helicóptero y volará la ciudad durante 20 minutos, el piloto recorrerá toda la zona para que Stephe observe todo bien. 20 minutos sobre volando la ciudad, Stephe mira atentamente, se fija en todo detalle, su mente prodigiosa, almacena todo lo que ve. Es un recorrido visual de una ciudad en 20 minutos. Después, durante varios días, irá dibujando en un lienzo todo lo que ha visto en esos escasos 20 minutos. El dibujo tarda días, pero Stephe no necesita volver a volar para recordar algún detalle que se le haya escapado, no necesita mirar una foto e ir mirando detalle a detalle como lo haría cualquier pintor en un paisaje. Sólo y únicamente le bastaron esos 20 minutos sobre volando la ciudad para reproducir en varios días todo lo que ha visto.... hasta el número exacto de ventanas de cada uno de los edificios, hasta un ladrillo quebrado en una esquina de la cornisa, hasta el número de hojas de un árbol, y hasta si un gato que pasa por ahí le faltaba una uña..... Sólo 20 minutos¡¡¡¡¡ para dibujar durante varios días una ciudad a todo detalle¡¡¡¡¡... hagamos la prueba nosotros bajando a la calle de nuestro barrio, a ver cuantos detalles somos capaces de recordar....




Lo mismo pero en la ciudad de Tokyo en Japón:


2 comentarios:

JP dijo...

Interesante Ana.
Yo conocí un chico autista y me sorprendió la capacidad de recordar datos.
Recordaba fechas con año y todo y si le preguntabas que día había caido por ejemplo el 05 de agosto de 1981 te lo decía y bien.
Eso si . solo datos . Tenía a su familia loca , no le duraban las que lo cuidaban mas de tres días.
Un saludo

Ana dijo...

Hola Ana!... Es increíble... Ya había visto un visto información de este chico, y hoy como en su día, me quedé helada....

Espero que tengas una buena semana... Y decirte que aunque no te comento siempre, sigo visitándote...

Un besito y feliz lunes...

posicionamiento web