Autor : Ana Cabrera Capote universoanitabeige@gmail.com

lunes, 5 de agosto de 2013

HUEVOS AL PLATO ...... Receta de Anita Beige






INGREDIENTES 


- Mantequilla
- Guisantes
- Chorizo
- Queso semicurado o curado (según gusto)
- chorrito de aceite y pizca de sal.


 FORMA DE ELABORACION


Para empezar, ponemos a cocer un puñado de guisantes... cantidad al gusto por persona, y mientras se cuecen hacemos el resto del tinglado. También puede ser guisantes que vienen ya cocidos enlatados,  pero desde luego el gusto es distinto,  se puede probar de las dos formas dos días que los hagas,  y luego ya te quedas con la forma que más te guste,  o los que vienen guisados en lata,  o los crudos congelados,  a mi me gustan más estos últimos.



Mientras se cuecen los guisantes vamos haciendo el resto . Es imprescindible que el plato sea metálico, ya que eso es lo que hará que se requeme un poquillo el fondo que le da un gusto exquisito.... Untamos dicho plato, con mantequilla el fondo, como en la imagen, que quede bien embadurnadito, abundante que también será lo que le de el gusto peculiar. Troceamos un poquito de chorizo como en la imagen, cantidad al gusto, que se pondra en el plato, no hace falta mucho, sino un poquito que le de el gustillo. Del mismo modo trocitos de queso, que puede ser semicurado o curado, según el gusto de cada uno.


En el plato metálico que hemos embadurnado de mantequilla, echamos un huevo o dos, según el hambre de cada uno,  mientras ya hemos cortado y puesto a parte,  el queso y el chorizo cortado en taquitos muy pequeños,  como se puede ver en la foto,  que los tenemos en platito a parte hasta el momento que haya que echarlos.






Cuando los guisantes ya estén cocidos,  los colamos con un colador para quitarles el agua,  y los vamos depositando con cuidado que no se rompan las yemas,  por encima de la clara de los huevos,  como se puede ver en la imagen,  procurando que queden bien repartidos como en la foto.





Echamos los trocitos de queso y chorizo esparcidos por el plato, como se puede ver en la imagen. cuando los hayamos puesto, quedarán un poco por encima pero con la ayuda de una cuchara o tenedor,  hacemos que se introduzca entre los guisantes y la clara,  para que quede todo bien unidito cuando se hagan.
Luego por encima echamos un poco de sal, que no se quede muy corto tampoco ya que le da el gustillo, y un chorrito de aceite por encima.



 Se pone a fuego muy muy lento en el fuego directamente el plato, que por eso también tenía que ser metálico. no se donde se pueden vender estos platos, porque yo los tengo desde hace mucho tiempo, pero quizás en una ferretería, pero es importante que sea en plato metálico, porque aunque se pude hacer en otro tipo de cacharro, pero justo cocinarlo directamente al fuego el plato con la mantequilla es lo que le va a dar el gusto peculiar a este plato.


El fuego muy muy lento, y tiempo, pues no se...  yo lo pongo y según vemos que se va haciedno la clara y lo vamos oliendo poco a poco, cuando ya da ese
    gustirriñín de "huele que alimenta", entonces ya está.... es importante que el olorcillo lo tenga como churrascadillo no se como decir, que se requemará un poco el fondo y es lo que le dará ese gustillo especial.


La pinta tiene que quedar más o menos como en la foto, y ala ¡¡¡ ya está ¡¡ a degustar ¡¡¡ riquisisiismos ¡¡¡











No hay comentarios:

posicionamiento web