Autor : Ana Cabrera Capote universoanitabeige@gmail.com

domingo, 13 de julio de 2008

DOPAMINA : IMPULSIVIDAD Y ADICCION

Todas nuestras decisiones, conductas , gustos, etc…. forma parte de lo que es nuestra persona, lo que nos diferencia de los demás, ¿pero qué origina todo eso? ¿por qué unos somos más impulsivos que otros?.... Todas nuestras decisiones gustos y demás, lo vamos forjando desde que somos niños, modulando nuestro cerebro, “educándolo” ensañándole cosas que nos gustas y nos disgustan, y todo ello, será lo que nos vaya haciendo con el tiempo como personas… A veces las mutaciones genéticas, aunque parezca algo “malo” y suene tan terrible, simplemente puede ser un algo “bueno” que nos haga tener ciertas conductas estereotipadas,. La personas que son impulsivas… Se sabe que por una mutación genética, específica, dichas regiones de nuestro cerebro se ven hiperactivadas, y se ven reforzadas.. . Ya se sabía desde hace tiempo, que dicha mutación, actúa reduciendo los niveles de dopamina en nuestro cerebro, neurotransmisor responsable de todo lo que implique una impulsividad por ejemplo,. Este descubrimiento que relaciona, dicho gen, al comportamiento impulsivo, implica que los niveles altos de dopamina, podrían ser un buen tratamiento para todo aquello que implique adicción. Esto implica al mismo tiempo que las personas que padecen adicción del tipo que sea, podrían tener una gran diferencia con respecto al resto de personas, en la estructura cognitiva del cerebro. Sus cerebros No procesan, las consecuencias de las elecciones y decisiones a largo plazo. Mientras todos pensamos mieles de horas qué hacer y que no hacer, me atrevo o no me atrevo, estas personas no procesa dicha parte y por ello actúan de manera impulsiva, analizan dicha situación con mucha menos eficiencia. Este descubrimiento implica un nuevo enfoque terapéutico en cuanto a las personas que padecen algún tipo de trastorno adictivo basados en el aumento de sus niveles de dopamina.

Algunos trastornos como el déficit de atención con hiperactividad, esquizofrenia o adicción a psicoestimulantes como las anfetaminas o la cocaína se caracterizan por una alteración en los circuitos cerebrales encargados de regular la emisión o No de Dopamina. La cuestión es que los científicos, sin embargo, no sabían realmente si esta alteración era la causa o efecto del trastorno de conducta, hasta que finalmente al parecer se han decantado por asegurar que se trata de la causa..
Las neuronas en el cerebro de los adictos, abocadas predispuestos genéticamente a que sus niveles de dopamina responden defensivamente y reducen el número de receptores dopaminérgicos. Así se explica por qué los drogadictos empiezan tomando drogas para sentirse mejor, para luego seguir consumiéndolas pero esta vez para evitar la sensación de malestar y necesitan cada vez más sustancia para lograr el mismo efecto. Los neurocientíficos sostienen hoy que la predisposición a la adicción a la heroína o a cualquier otro opiáceo puede ser en muchos casos hereditaria, hasta el punto que se han identificado ya los genes que codifican la actividad de la dopamina en el cerebro.
La dopamina es una amina (catecolamina) que se sintetiza en el organismo a partir del aminoácido tiroxina, al igual que otros neurotransmisores como la noradrenalina o la serótina. Varios estudios han demostrado que cuanto mayor es la activación del sistema dopaminérgico, mayor es la experiencia de euforia experimentada. La idea de que todo pueda estar relacionado con una misma sustancia química habilitada en el cerebro ha cambiado el modo de interpretar las dependencias. La dopamina no es sólo un químico que transmite señales de placer, sino que se configura también como la más importante molécula involucrada en la adicción.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

MMM, te estás convirtiendo en friki de estas cositas, me gusta... Jiji... A ver si te llamo

Pau

Loren dijo...

mmm la Dopamina... yo en mi trabajo (soy enfermero de urgencias) la utilizamos mucho. Sirve para pacientes con la tension muy baja, ya casi peligrosa, para aumentarla. Vamos, en dosis muy muy bajas la Dopamina es capaz de meterte un subidon de tension arterial y dejarte en el sitio...

Loren dijo...

gracias por pasarte por mi blog...y espero seguir viendote por ahi. Besos

posicionamiento web