Autor : Ana Cabrera Capote universoanitabeige@gmail.com

domingo, 18 de diciembre de 2011

ERES VICTIMA O PROTAGONISTA? ..... LA FABULA DEL BURRITO ENTERRADO ...

.


En la vida podemos tener una percepción positiva, o quizás negativa… como se suele decir, todo depende del color del cristal con que se mira. Pero hay veces donde si una persona ve que ciertas cosas le salen mal, no se bajará de su burro de pensar que eso ha salido mal y punto¡¡¡ no hay positivismo que valga….


Pero todos, en alguna vez en nuestra vida, o en varias, nos hemos dado cuenta de que de una cosa mala que nos haya pasado, después dio lugar a una cosa buena, y si la mala no hubiera pasado, no hubiéramos tenido la buena… pero claro, qué fácil, esto se ve después cuando llega el hecho, pero qué difícil es verlo mientras, está sucediendo la cosa mala….. Bueno pues hoy un cuentecillo, de un pobre burrito que como no servía el pobre, lo querían enterrar ¡¡¡ , y como se planteaba las cosas, el pobre burrito enterrado…. Un cuentecillo con Moraleja, para que cada uno saque su propia conclusión :




EL BURRO ENTERRADO


“Un día, el burro de un campesino se cayó en un pozo. El animal rebuznó por horas mientras el campesino trataba de buscar la forma de ayudarle pero finalmente decidió que el burro ya estaba viejo y el pozo necesitaba ser tapado con urgencia, así que echando tierra podría solucionar los dos problemas a la vez. Con ese fin pidió ayuda a sus vecinos.



Cada uno tomó una pala y empezaron a echar tierra al interior del pozo. El burro al notar lo que se le venía encima empezó a rebuznar con más fuerza pero después de un rato se aquietó. La gente no lo veía y pensaba que habría quedado enterrado pero lo que realmente sucedía era que el burro estaba ocupándose de sacudirse la tierra que le arrojaban con cada palada.



Al poco tiempo, para sorpresa de todos, empezaron a verse las orejas del asno que, apoyándose en la tierra que se sacudía y caía al suelo, estaba logrando elevarse. Cuando llegó a la altura de la boca del pozo, dando un salto, salió corriendo alegremente dejando boquiabiertos a sus supuestos enterradores.”




¿QUE PODEMOS APRENDER DE ESTE CUENTO ?



Pues como decía en un principio,  que en esta vida a veces podemos tener situaciones en la que nos vemos tan al límite de la desesperación,  que el rendirnos y tirar la toalla,  lo único que puede hacer es que nos siga cayendo tierra encima…. 

 Sin embargo,  también sabemos, que si por desesperación,  empezamos a mover los brazos por lo ahogarnos¡¡ ante la situación,  y actuamos dando tumbos de un lado a otro,  y venga y venga,  por salir del pozo y evitar más tierra encima,  lo que hacemos con tanto movimiento brusco en realidad,  es hundirnos a nosotros mismos más todavía¡¡¡¡ porque así son las cosas….


 Pero si sea lo que sea que nos pase,  dejamos que esa tierra que cae encima, tiene que caer porque no queda más remedio que caiga debido a las circunstancias,  podemos limitarnos simplemente, a sacudir,  sin evitarla con desesperación, sacudir como quien no quiere la cosa, cualquier problema que nos caiga,  simplemente sacudir  ,  y mientras va cayendo lo sacudido,  sin darnos cuenta lo pisamos…  y llegará un momento que nos demos cuenta ,  que ¡¡¡¡ voilé¡¡¡ ya estamos fuera del pozo¡¡¡



y sin embargo era necesario que toda esa tierra nos cayera primero encima¡¡¡  porque si no nos hubiera caído esa tierra encima no lo hubiéramos logrado¡¡,  sacudiendo simplemente como quien no quiere la cosa,  y pisando lo caído a suelo…..  Pues la vida misma es exactamente igual…  veamos de un lado positivo sea lo que  sea lo que nos caiga¡¡¡,  porque todos tenemos la experiencia que de una situación fatal,  sin embargo fue necesario para que diera acceso a la situación buena…..  Así que ¡¡¡ no seamos burros¡¡¡  o tal vez mejor si?....  J

2 comentarios:

Chica Bloguera dijo...

Muy interesante reflexión.

Aipave dijo...

Tienes razón la vida es dura un día sientes morir pero al día siguiente brilla el sol para ti

posicionamiento web